Das Rheingold (El Oro del Rhin) | Richard Wagner - Der Ring des Nibelungen (Clemens Krauss, Bayreuth 1953)


Der Ring des Nibelungen es un ciclo de cuatro óperas épicas (si bien el autor prefería el término drama), compuestas por Richard Wagner y basadas libremente en figuras y elementos de la mitología germánica, particularmente las Sagas islandesas, así como del cantar de los nibelungos medieval. Estas óperas son El oro del Rin (Das Rheingold), La valquiria (Die Walküre), Sigfrido (Siegfried) y El ocaso de los dioses (Götterdämmerung), todas ellas forman parte del Canon de Bayreuth. La música y el libreto fueron escritos por Richard Wagner en el curso de veintiséis años, de 1848 a 1874

Das Rheingold (El Oro del Rhin)

Hans Hotter, Dietrich Fischer-Dieskau, Josef Greindl, Astrid Varnay, Wolfgang Windgassen, Ramon Varnay: vocal soloists
Bayreuth Festival Orchestra & Chorus
Clemens Krauss: conductor

Quotes
I will proceed to proclaim the 1953 Bayreuth Festival Ring conducted by Clemens Krauss the best on records … Hotter in his prime as Wotan, Wolfgang Windgassen in his first Bayreuth Siegfried … and Astrid Varnay as a womanly, impassioned Brunnhilde. The rest of the cast, with minor exceptions, matches the competition point for point and easily surpasses all other Rings … The sound, remarkably solid and natural for a live recording of that era, favors the voices in a way that doesn’t slight the orchestra. But what lifts this Ring to preeminence is the conducting of Clemens Krauss … Tempos move forward purposefully, on the whole, but without slighting the music’s mystery and tragedy. And the intensely dramatic and ecstatic moments, those great outbursts to which Wagner rises with satisfying frequency, are delivered with blinding passion. Hear this Ring, and find out what this music, and Richard Wagner, are all about.” — John Rockwell, New York Times 
Hear this Ring, and find out what this music, and Richard Wagner, are all about.” — New York Times

OPD | allmusic

Richard Wagner - Der Ring des Nibelungen (Hans Hotter, Bayreuth 1953) | Das Rheingold (El Oro del Rhin)
Illustration by John Martinez
Extra
El siguiente texto pertenece a El Anillo del Nibelungo contado por un idiota publicado en el foro Una noche en la Ópera

Das Rheingold (El Oro del Rhin)

(O de cómo un enano roba el Oro del Rhin, se hace un anillo del poder y los dioses se echan a temblar) 

Escena I

Unas ondinas custodian un oro en el fondo del Rhin...un nibelungo (una especie de enano) intenta ligar con ellas (sin éxito, claro) y se entera de que si alguien fuese capaz de renunciar al amor y forjar con ese oro un anillo dominaría el mundo (un anillo para dominarlos a todos ). Como no tiene nada que perder, porque es un ser puteado por todos y despreciado, maldice el amor y roba el oro.

Escena II

Wotan (el dios supremo, Odín, vaya) encargó a dos gigantes (los hermanos Fasolt y Fafner) que le construyesen un palacio digno de él y que, a cambio, les daría de regalo a Freia, la diosa de la belleza, quien cultiva en un huerto unas manzanas que hacen que los dioses no envejezcan.

Los gigantes ya han construido el Walhall (el palacio en cuestión) y vienen a reclamar su pago...Wotan se hace el longuis y los gigantes se enfadan y amenzan con montar un pollo. Entra Loge, el mismo fuego convertido en persona (quiero decir, él es el fuego, que ha tomado forma corpórea -reiros ahora de los X-men) y entre que dice y no dice, insinúa y no insinúa, deja caer que el nibelungo que ha robado el oro (Alberich) se ha forjado un anillo que tiene poderes. Todos los presentes (dioses y gigantes) se sienten tentados por poseer el anillo y los gigantes dicen: "bueno, muy bien, queremos ese oro, conseguídnoslo y os devolvemos a Freia" y se la llevan gritando, ante el estupor de los dioses que, ipso facto, comienzan a envejecer. Wotan decide bajar al Nibelheim (la morada de los nibelungos) con Loge para conseguir el oro.

Escena III

Loge y Wotan bajan al Nibelheim y se topan con Alberich, satisfecho él de su oro y de los artilugios que se ha hecho con él, el anillo y el Tranhelm, un yelmo que, poniéndoselo, le permite convertirse en lo que quiera...Loge le engaña y le dice:

-Bah, qué chorrada, a que no eres capaz de convertirte en un ser enorme y monstruoso.

Alberich, picado, se convierte en dragón y Loge y Wotan se hacen los asustados. Loge dice, entonces:

-Bueno...sí...muy impresionante...pero...y en algo pequeñito? a que no puedes?

Y Alberich, el muy primo, se vuelve a poner el yelmo y se convierte en sapo, aprovechando Loge y Wotan para capturarlo.

Escena IV

de nuevo arriba (el nibelheim está en el fondo de la tierra), Loge y Wotan obligan a Alberich a que sus nibelungos suban todo el oro. Una vez hecho esto, también le quitan el Tranhelm...pero...falta algo...Wotan le dice: ¿Y el anillo? también lo quiero!

Alberich grita: "El anillo? Mi vida, pero no el anillo!!". Pero Wotan se lo quita. Liberan a Alberich de las ataduras y éste, enfadado, maldice el anillo y pronostica la peor de las desdichas para quien lo posea y se va.

Llegan los gigantes y hacen el intercambio Freia-Oro, pero les parece poco y piden también el Tarnhelm, pero les parece poco y...

-Wotan...veo un anillo en tu mano...también lo queremos.

Wotan les dice que ni de coña, que antes se lleven a Freia, al oro y lo que les dé la gana...los dioses le suplican, pero Wotan no cede, para él, en ese momento, como para Alberich, el anillo lo es todo.

Pero se abre la tierra y aparece Erda, la diosa de la naturaleza y le dice: "Wotan, chato, ese anillo os va a llevar a todos a la destrucción" y se vuelve a hundir en la tierra.

Wotan, aterrado, les da el anillo a los gigantes...éstos empiezan a pelearse por él y fafner termina arreándole a Fasolt, quien cae muerto a manos de su propio hermano...el anillo se ha cobrado su primera víctima (que no la última). Consternación general que da paso, inmediatamente, a la alegría por poder inaugurar el Walhall...los dioses, en solemne procesión, ascienden a su palacio, mientras Loge se queda allí rumiando "los muy estúpidos se creen todopoderosos, pero les quedan tres telediarios (la Walkyria, Siegfried y el Ocaso)" y se oye, a lo lejos, el llanto de las ondinas, lamentándose porque su oro haya sido robado y que nadie quiera defenderlas...

Der Ring des Nibelungen en Forgotifyers

No hay comentarios:

Publicar un comentario